Cómo gestionar un duelo durante el confinamiento

Cómo gestionar un duelo durante el confinamiento.

Nos vemos inmersos en uno de los periodos más complejos de nuestra historia, viviendo procesos inesperados y enfrentándonos a nuevas situaciones. Entre ellas, nos encontramos con procesos tan inertes a nuestra existencia como es el duelo, pero de una forma diversa.


La muerte forma parte de nuestro ciclo vital, todos sabemos que es un momento que, sin fecha ni lugar previstos, aparecerá tanto para nosotros como para nuestros seres queridos. Pero a lo que nunca nos vimos preparados es para enfrentarlo de esta manera, sin ver un cuerpo, sin poder tocar por última vez al ser querido, sin sentir sus últimos alientos…

Pasamos la vida planificando el futuro, proyectando qué cosas van a pasar, qué queremos hacer en él… pero lo que nunca imaginamos es que íbamos a tener que enfrentarnos a una pandemia como el COVID-19.

Separados, distanciados los unos de los otros, viendo como personas a nuestro alrededor enferman y algunos de ellos fallecen sin poder siquiera habernos despedido, sin poder verlos, simplemente con la consciencia de que sus vidas han terminado.

Justo ahora es el momento de acompañarnos los unos a los otros, de pedir ayuda más allá del aislamiento en el que nos encontramos, de calmar nuestro propio sufrimiento y el de aquellos que nos rodean, con amor…con cariño… con compasión…

El miedo a la muerte es uno de nuestros principales temores, ya sea de un ser querido o la nuestra propia, pero en lugar de ocultarlo o evitarlo, si lo observamos directamente y lo abrazamos con cariño, podemos transformarlo aceptando que forma parte de nuestra naturaleza, acercándonos al duelo en todas sus fases; la negación de la realidad misma, la ira por la incontrolabilidad de la situación, la negociación, la depresión que nos atrapa en una tristeza profunda a la que debemos acercarnos con
amabilidad y cariño para poder llegar a la aceptación de esta nueva realidad.

La despedida es una parte clave para poder empezar el proceso de duelo,
normalmente iniciada con un ritual como una misa, una ceremonia… pero ya que la realidad no nos lo permite, os dejamos algunas estrategias para ello como son: escribir una carta de despedida a nuestro ser querido, la creación de un altar con una foto suya donde le hablemos y nos despidamos de él o utilizar la técnica de la silla vacía.

Sabemos que muchos de nosotros vamos a tener que vivir momentos muy difíciles, por ello queremos que sepas que estamos aquí, cogiéndote de la mano para que nuestra luz te ilumine incluso en los días más oscuros. Y aun que la distancia sigue entre nosotros, seguimos a vuestro lado a través de la videoconsulta online. Deseando abrazaros de nuevo, os enviamos todo nuestro amor. Confía, todo esto va a pasar.