LA MANIPULACIÓN DE LA ESPERANZA, TIPS PARA RECUPERAR LA ILUSIÓN EN UN MUNDO QUE NOS BOICOTEA

LA MANIPULACIÓN DE LA ESPERANZA, TIPS PARA RECUPERAR LA ILUSIÓN EN UN MUNDO QUE NOS BOICOTEA

La palabra “esperanza” está definida por la RAE como estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea. Queda claro que el sentimiento de esperanza nos mantiene en una perspectiva optimista, motivados y con ilusión por el futuro; pero lo que no está tan claro es cuándo y cómo surge este sentimiento.

La esperanza no surge como efecto de pensamientos positivos únicamente, sino como consecuencia de hechos que nos hacen sentir que podremos lograr nuestro objetivo o que algo que nos disgusta mejorará.

Está demostrado científicamente que los altos niveles de esperanza se relacionan con un mayor bienestar físico y psicológico, relaciones personales más saludables, mayor capacidad de afrontamiento y más satisfacción vital.

Por lo tanto, la esperanza es una habilidad que se puede aprender y entrenar para contribuir a que los cambios positivos sucedan. Podemos hacerlo de la siguiente manera:

  • ●  Desahogar las emociones En ocasiones nos cuesta expresar ciertos sentimientos porque pensamos que debemos reprimirlos, pero si queremos mejorar tenemos que empezar por expresar lo que sentimos y gestionar las emociones adecuadamente.
  • ●  Autoanálisis En algunas situaciones no tenemos muy claro cuál ha sido la raíz del problema, por eso debemos tomarnos un tiempo para reflexionar cómo nos sentimos, de dónde vienen esas emociones, cuál es la causa o el origen…
  • ●  Buscar ayuda Aprovechar el apoyo emocional que nos puedan brindar nuestros familiares y amigos, así como también contar con profesionales que nos ayuden y nos acompañen en el proceso.
  • ●  Recuperar la motivación Incrementar las conductas que nos ayuden a sentir emociones agradables, fomentar los pensamientos positivos y planificar el futuro proponiendo objetivos y metas.

“El arte de la esperanza es encontrar causas permanentes y generalizadas para los eventos positivos, y causas temporales y específicas para los eventos negativos” – Martin Seligman

Marta Serrano López

Psicóloga sanitaria en Proceso Terapéutico