Mobbing: qué es y cómo afrontarlo

Mobbing: qué es y cómo afrontarlo

El acoso laboral puede definirse como un fenómeno que tiene lugar en el entorno del trabajo y en el cual se suceden de forma continuada y sistemática una serie de acciones de violencia psicológica, física o, incluso, sexual; por parte de compañeros, subordinados o/y superiores. Hoy en día, para referirnos a esta situación podemos emplear el término mobbing.

Las personas que sufren acoso laboral tienden a experimentar una pérdida de seguridad, tanto personal como en el ámbito profesional, debido a que este supone una alteración en la realización de las actividades laborales, una pérdida de reputación en el entorno del trabajo, y, tiende a generar una desmotivación laboral. Además, como consecuencias psicológicas que pueden derivarse de esa situación está el estrés, la ansiedad, e incluso la depresión.

¿Qué podemos hacer si sufrimos mobbing?

Una de las claves para poder prevenir o hacerle frente a este tipo de situaciones es llevar a cabo una comunicación asertiva. Esto nos permitirá ponerle un freno al comportamiento de la persona agresora. Ser asertivos también nos permitirá protegernos emocionalmente. Al estar comunicándonos de una forma que defendemos nuestros derechos estamos protegiendo también nuestra autoestima.

A su vez es importante que seamos capaces de canalizar nuestra ira y que no entremos en las provocaciones. Esto se debe a que una de las armas que tiene el agresor son las explosiones por parte de la víctima. Al perder el control sobre nuestras emociones le estamos dando una victoria a esa persona que nos está agrediendo, ya que nos está debilitando emocionalmente.

También es importante que no caigamos en el aislamiento y la inhibición. Vernos alejados del resto de personas puede empeorar nuestro estado de ánimo. Asimismo, es importante que no nos callemos la situación, se trata de algo que debe ser denunciado, tanto socialmente como frente a los órganos correspondientes de la empresa. Hablar de ello puede hacer que el nudo que se está formando en nuestro interior y que no nos deja continuar se afloje o incluso desaparezca, provocando en nosotros cierto alivio.

Otra de las claves para hacerle frente a este tipo de situaciones es fomentar nuestro propio humor, ya que podemos usarlo como sistema de protección frente a las palabras y acciones hirientes que el maltratador pueda enviar en nuestra dirección.

¿Cómo puedo recuperar mi seguridad?

Es normal que frente a una situación de acoso laboral, la víctima vea afectada su seguridad en sí mismo. Para recuperarla podemos trabajar diferentes áreas, como la autoestima; la aceptación de nuestras capacidades y nuestras limitaciones, apreciando todo aquello que nos hace ser quienes somos; el perdón para desvincularnos de la rabia y/o el resentimiento que nos ha generado dicha situación; y, por último, el miedo que podemos llegar a sentir de volver a pasar por lo mismo e incluso de ir a trabajar.

Es importante que si consideramos que la situación nos está desbordando a nivel personal y emocional acudamos en busca de ayuda profesional para poder trabajar todos estos ámbitos mencionados previamente.

Carolina Cutanda

Psicóloga Sanitaria en Proceso Terapéutico