Cómo convivir durante el confinamiento con nuestros hijos

Desde Proceso Terapéutico os queremos mandar unas pautas para que el confinamiento con nuestros hijos en casa sea más llevadero, pues las medidas puestas en marcha para tratar de frenar la expansión de la pandemia del coronavirus han trastocado de forma radical nuestro día a día.

El cierre de los colegios y el posterior confinamiento hace que las familias en las que hay niños y niñas tengan dificultades a la hora de afrontar la nueva situació, sobre todo cuando la incertidumbre hace que no se pueda saber hasta cuándo se alargará dicha situación.

Pues bien, para no perder la calma durante estos días que estamos todos juntos en casa, hoy mas que nunca es fundamental llevar a cabo unas rutinas, especialmente los más pequeños.

¿Por qué? Porque los niños necesitan de rutinas para sentirse seguros y estar tranquilos en su ambiente. Estas rutinas constan de establecer unos horarios, donde al crear unos hábitos repetitivos ayuda a nuestros hijos a construir un equilibrio emocional que les proporcionará unos mecanismos importantísimos para su educación y para la construcción de su personalidad.

Antes que nada, los primeros que debemos organizarnos seremos nosotros, los adultos, ya que el bienestar de nuestros hijos depende de nosotros. Qué quiero decir con esto, que si uno de los progenitores o ambos debe de trabajar desde casa, es importante que se llegue a un acuerdo para ver cómo va a ser la organización con los horarios de nuestros hijos, una vez ya tenemos esta parte clara, haremos una reunión toda la familia, donde se comentaran una serie de pautas que se llevaran a cabo durante el confinamiento, además de explicarles con un lenguaje adaptado a su edad, sobre que es el coronavirus y la importancia que ello conlleva el estar encerrados todos en casa.

El objetivo que queremos alcanzar con estas pautas es mantener con la mayor serenidad posible todo lo que está ocurriendo y siempre buscar la parte positiva, aunque la situación por la que estemos pasando sea algo complicada.

Lo que queremos sacar de todo esto es mirar a largo plazo y pensar como nos gustaría recordar esos momentos dentro de unos años, si queremos verlo como una crisis o como una oportunidad de crecimiento.

Desde Proceso Terapéutico queremos acompañaros en esta situación tan complicada para que se haga mucho más llevadera, mediante nuestro programa de Videoconsulta On line. Seguimos unidos y seguimos dándoos nuestros cariño como siempre.

Teresa Montero

Psicóloga infantil