A pesar de la visibilidad que se le está dando hoy en día a la salud mental, sigue existiendo el estigma de que el pedir ayuda es un signo de debilidad. Sin embargo, realmente es un signo de valentía y coraje el buscar ayuda si se está sufriendo. Es un gesto que muestra el sentido de responsabilidad que tenemos para con nuestro bienestar emocional. La terapia psicológica es una herramienta que puede ayudarnos a aprender a mirar hacia dentro, a encontrar nuestra propia voz y liberarnos de los bloqueos emocionales que podamos estar sufriendo; a través del desarrollo de estrategias que nos permitan poder afrontar nuestro presente y nos preparen para nuestro futuro. A veces tenemos que caernos para poder levantarnos, y eso no nos convierte ni en peores personas ni en más débiles.

Algunos de los beneficios que nos puede aportar la terapia psicológica son los siguientes:

  • Te permite expresarte con libertad sobre tus sentimientos, sensaciones y opiniones; sin sentirte juzgado, lo que será el primer paso hacía sentirte mejor. Tendrás un espacio de confianza donde poder explorar todo lo que llevas contigo.
  • Te ayudará a mejorar tu resolución de conflictos, ya que es importante aprender las herramientas que nos permiten poder afrontarlos y que seamos capaces de adaptarnos a cada circunstancia que nos venga en la vida.
  • Te permitirá dejar atrás aquellas creencias que te limitan y te bloquean. La terapia te permitirá aprender a comprender y visualizar otras perspectivas que igual ahora no estás siendo capaz de percibir, y esto puede estar impidiéndote mejorar tu calidad de vida.
  • Te ayudará a poder alcanzar el equilibrio y la armonía, ya que a través de la introspección te ayudará a conocerte y quererte, de una forma que antes no podías. Esto mejorará tanto tu calidad de vida como tu forma de interactuar y relacionarte tanto contigo mismo como con el resto del mundo.
  • Tendrás el punto de vista y la ayuda de un profesional. Los psicólogos son personas que han dedicado años de sus vidas a formarse para poder ayudarte de la mejor forma posible y poder acompañarte en tu proceso de crecimiento personal de la mejor forma posible.
  • Te ayudará a conseguir tu autonomía y a sentirte empoderado. El objetivo del terapeuta es que tu seas capaz de conseguir una buena gestión que te permita poder hacer las cosas sin necesitar ayuda de nadie, incluso de él mismo.

Por todo esto, se debe destacar la importancia de asistir a terapia. No se trata de algo que solo necesiten algunas personas, a todos nos puede ayudar en nuestro proceso de crecimiento y de desarrollo personal. Por ello, aunque pensemos que nos hemos caído y que no vamos a poder levantarnos, siempre estamos a tiempo de pedir ayuda y conseguir salir de esas zonas oscuras.

Carolina Cutanda

Psicóloga sanitaria en Proceso Terapéutico

Deja un comentario

tres × 1 =