El caballo de guerra

aceptar los cambios en nuestra vida y vivir el presente

Esta es la historia de un caballo que estaba acostumbrado a participar en combates de guerra. Por su avanzada edad y las enfermedades que lo aquejaban, lo enviaron a una granja para que descansara de sus antiguas actividades y ahora se dedicara a hacer cosas más relajadas, antes que su salud se complicara más. Consideraban que ya no estaba apto dado su estado de salud, pues se enfermaba de todo.



Llego el momento en que el caballo debía cargar sobre su lomo una gran cantidad de hierba, al ver esto, en el trayecto asombrado y entristecido empezó a recordar aquellos días en que solía ser preparado con mucha anticipación para participar en las grandes batallas y en las guerras más famosas en su época de juventud, de las que con orgullo sentía que salía bien librado y siempre con aires de triunfo, meditaba y se animó a decir:

-Ay agricultor, antes de todo esto a mí me preparaban con mucha elegancia, es más, un hombre siempre se encargaba de prepararme y de cepillar mi pelo todos los días, recibía otro trato, no puedo entender como es que ahora he llegado a esto, ahora solo me necesitan para cargar hierba y la verdad esto me entristece. Me siento como si ya no sirviera más, me puedes decir ¿Qué hice para que me trajeran aquí en lugar de alistarme para las batallas?

-Basta ya- dijo el agricultor – no sigas pensando en el pasado. Ya es hora de aceptar que el tiempo pasa y que esto nos pasa a todos, es parte de la vida tener altibajos en nuestra salud y otros aspectos de nuestra vida.

“En lugar de sentir nostalgia por el pasado, es mejor aceptar los cambios en nuestra vida y vivir el presente.”

Deja un comentario

11 + siete =