consecuencias de la guerra

Un porcentaje elevado de personas que han padecido el zarpazo de la guerra, terminan por generar Trastorno de Estrés Postraumático. El principal tratamiento para tal patología es la psicoterapia realizada con profesionales de la salud. 



La terapia cognitiva, enseña formas de lidiar con situaciones, pensamientos y recuerdos aterradores. 

Consejos

  • Aceptar los propios sentimientos. Pueden llegar a experimentarse sentimientos muy variados que han de saber identificar.
  • Rodearse de personas en las que apoyarse.
  • Cuidar la salud (ciclos de sueño, hidratación y alimentación).
  • Recordar buenos momentos.
  • Acudir a un psicólogo.
  • Trabajar en Equilibrio mental: mirar nuestro interior. Trabajar sobre dicho parámetro requiere de sentirse en paz con uno mismo.

Necesitamos un estado en el que los pensamientos, emociones, valores y acciones requieren de estar en sintonía.

CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

Las consecuencias de las guerras pueden dividirse en dos grupos. Uno en el que se aglutinan los efectos inmediatos y visibles del conflicto, y otro en el que se engloban los problemas derivados a colación de la vivencia traumática. Pueden manifestarse mucho tiempo después afectando a la persona de forma irreversible.

Los supervivientes de una guerra, pueden presentan pérdida del sentido de la vida, sentimientos de odio, desesperación, desprecio, ira, sufren el síndrome del trauma de la violación, trastorno por estrés postraumático, transformaciones persistentes de la personalidad tras experiencias catastróficas, angustia así como llegar a padecer trastornos depresivos.

La invasión de Rusia a Ucrania no solo ha provocado una huella traumática a los que la están viviendo en primera persona. La guerra marcará a generaciones futuras afectando a múltiples aspectos de sus vidas entre los que se incluye, por supuesto, la salud mental.

Deja un comentario

cuatro × 3 =