Cuándo confundimos amor con maltrato

En mis años de práctica clínica me he encontrado con demasiadas personas, que creen en el amor desde la posesión. Famosas frases del tipo, “ mi pareja me quiere mucho por eso tiene celos “, “ tengo que pedirle permiso a mi pareja para irme de vacaciones con mis amig@s”, “ es normal que mi pareja se enfade si me llevo bien con mi ex “ y un sinfín de frases más que hacen del amor una prisión llena de normas basadas en los miedos de cada uno de sus miembros. Dejan de ser libres, de comportarse con naturalidad, para convertirse en lo que su pareja necesita. Por miedo a perder al otro, por miedo al conflicto, por miedo a la soledad, van anulándose día a día, hasta que llega un día en que no saben ni quién son….
Se utilizan argumentos del tipo… Yo no lo haría…Yo necesito…Yo esperaba…Yo lo haría por ti… ¡qué frases más peligrosas !…nos vamos metiendo en una tela de araña hasta, que un día es difícil moverse, es difícil hasta respirar. Estamos en las puertas del maltrato psicológico del cuál es complicado salir y una vez se sale sus secuelas son devastadoras.
Si entendemos el maltrato como el uso o abuso de poder sobre el otro, mediante el miedo y la culpa…aquí tenemos la fórmula del amor posesivo, si no haces, si no te comportas, si no….cómo yo te digo o necesito; entonces te abandono, me enfado, intento que te sientas culpable y lo hago desde el argumento te amo con locura….si, locura nunca mejor dicho, pero locura que mata, mata tu ser, tu alma , hasta que llega un día que no sabes ni quién eres…y ahí es cuando estas muert@.
Una última reflexión…aquel que ama desde la posesión…no ama a nadie ni siquiera a sí mismo. Y para amar lo primero, que hay que entender es, que si hay necesidad , no puede haber amor .

Cuca Suárez

Psicóloga y directora de Proceso Terapéutico