Más allá de ti

¿Cómo ayudar a una persona que sufre Bipolaridad?

Todas las personas en algún momento de su vida pueden pasar por altibajos emocionales normales ante cualquier situación concreta, en cambio cuando este estado de ánimo se convierte en extremo variando en su duración e intensidad, pasa a considerarse un trastorno mental, concretamente estaremos hablando de un Trastorno Bipolar, o también conocida como un Trastorno maniacodepresivo.



Las características mas comunes que definen este trastorno oscila entre dos extremos, por un lado, puede sentirse muy eufórico, optimista, animado, también extremadamente sensible o irritable, muy nervioso o sobresaltado, suelen estar mas acelerados que de costumbre, sus pensamientos van más rápidos, su habla es muy rápida llegando en ocasiones ha decir cosas sin sentido, tener menos ganas de dormir teniendo la necesidad de poder hacer muchas cosas sin cansarse, también son personas con un apetito excesivo por la comida, la bebida, el sexo u otras actividades placenteras, en este caso estaremos hablando de un episodio maníaco;

por otro lado encontramos el episodio depresivo, donde la persona pasa a sentirse muy triste, decaído, ansioso, sentirse mas lento, gran dificultad para concentrarse o tomar decisiones, tiene problemas para conciliar el sueño, despertarse muy temprano o dormir en exceso, en este caso se habla muy despacio y pierde el interés por completo de casi toda las actividades placenteras, llevándole a perder la esperanza y con ello pensamiento de muerte o el suicidio.

Para ayudar a una persona con esta patología es necesario entender sus síntomas y comprender que la persona que lo sufre no elige comportarse de la manera que lo hace. Por ello, hoy os traemos unos consejos para ayudar a una persona con Trastorno Bipolar.

  • Lo principal es ayudar a esa persona que acepte su trastorno.
  • Explicar a las personas más cercanas, como identificar cuando esta en un episodio depresivo o maniaco y la importancia de trasmitirles que no se les debe juzgar por su comportamiento, ya que se trata de un trastorno grave de salud mental, por lo que su conducta responde a una patología orgánica que se escapa de su control voluntario.
  • Aprender a reconocer aquellos síntomas que nos indican que esta próximo a cambiar de polaridad, de esta forma podremos adelantarnos a su posible aparición, es importante ayudar a que la propia persona reconozca en sí misma estas señales de alerta.
  • Acompañarlo a terapia para que sepa que no esta solo en esto, así ayudaremos a que su motivación aumente.
  • Llevar un registro de su mediación, ya que es fundamental para que la persona pueda mantenerse estable y evitar que los episodios maniacodepresivos afecten en su calidad de vida.
  • Normalizar su vida, pasando tiempo de calidad con esa persona, para que se sientan aceptados y respetados.
  • Evitar conducta de tensión, ya que estas pueden ser detonantes de las conductas maníacas o depresivas.
  • Una adecuada rutina de sueño es muy relevante en el tratamiento del trastorno bipolar.

Si padeces Bipolaridad o conoces a alguien que lo esté sufriendo, no dudes en ponerte en contacto conmigo para acompañarte en el tratamiento.

Teresa Montero

Psicóloga Sanitaria en Proceso Terapéutico

Deja un comentario

dieciocho − 4 =