El poder de la conciliación

La conciliación familiar, en épocas de vuelta al trabajo, puede verse condicionada por el contagio de las emociones,  relacionado con los términos “spill over” (generalización del estrés del trabajo a casa) y “cross over” (traspaso del estrés de persona a persona).

En familias bi-parentales, en las que ambos trabajan, podemos encontrar 4 tipos de patrones de conducta

  • Acomodaticios, cuando uno de ellos se dedica más tiempo al trabajo y menos a la familia, y el otro al revés. 
  • Los aliados (50-50), en el que ambos tienen mayor implicación en la familia o en el trabajo.
  • Los adversarios, en el que ambos tienen mucha implicación en el trabajo y poca en la familia (aunque sí que la valoran); el patrón más conflictivo y el que mayor estrés genera.
  • “los acróbatas”, en el que dan mucha importancia tanto al trabajo como a la familia; este tipo de patrón es el mejor, aunque ello no evita el conflicto y estrés. 

En Proceso Terapéutico trabajamos con el objetivo de ser mediadores entre tú y aquello que no te permite ser tu mismx.

Te esperamos en Proceso Terapéutico para ayudarte a comprender y aceptar, el momento vital en el que te encuentras y acompañarte en tu proceso personal

Deja un comentario

veinte − 16 =